Porqué siempre habrá más periferia que centro.

Abrahán R.B. rxba87@gmail.com @abbrahan

domingo, 19 de septiembre de 2010

El ateísmo como una religión.

Recientemente leí el ensayo "La religión anónima del ateísmo" de Slavoj Zizek (aquí: http://bit.ly/9YTh0n), un interesante texto que habla de esa postura como una base para la tolerancia religiosa, aunque habla también de ella como un "legado" más de europa para el mundo. Ese viejo y rancio discurso eurocentrista permea el texto del esloveno. Hay que recordar, sin embargo de lo que apunta, que el ateísmo no en todas sus versiones ha sido "tolerante". Algunos ateos también tienen sus libros sagrados, sus profetas y hasta hacen proselitismo de casa en casa. La errónea suposición de poseer "la única creencia verdadera", con intensiones meramente excluyentes y que caen en dogmas milenarios de occidente, son tópicos y lugares comunes que ciertas posturas ateas no han logrado superar del todo. Zizek olvida decir que la "tolerancia" religiosa en occidente, tiene como uno de sus antecedente más antiguos la de los persas aqueménidas, como una política de estado. Y Europa (finalmente de raíz indoeuropea) no siempre ha aceptado con agrado esto como una de las herencias más valiosas de la antigua Persia.
¿Será que sólo siendo ateos podemos respetar y aceptar las alteridades del mundo? Supongo que puede hacerse desde ahí, pero no desde su visión excluyente.


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario